lunes, 10 de septiembre de 2007

Lo Duro De Crecer

No digo que crecer sea duro, o dificil, o maluco. Creo que cada edad en la vida se debe llevar con la misma alegria y el mismo arranque. ¿por que? porque el tiempo pasa. Y asi no quieras, sigue pasando, te arrugas, te duele, te olvidas, no lo ves tan bien, suena muy duro, es muy caro.

No es mi intencion hablar sobre como crecer, sobre como aceptar la vejez o blah blah blah de la calaña de Paulo Cohelo. En realidad este post es sobre la gente y el tiempo, sin llegar a nada, como todos mis posts. ¿por que escribir sobre esto? no se muy bien. En realidad es la suma de cierta señora que conozco, un comercial de TV y algo que me paso en el metro.

1) El comercial
A mi me encanta ver buenos comerciales. Hace poco estaba revisando unos nuevos y me encontre esta belleza de coca-cola que a todos en algun momento nos pasa. A mi ya me paso el "señor", y estoy apenas en los 23.




Si, ese momento en el que te das cuenta de que ya no eres un niño, que tenes un tiempito en las espaldas y te da duro. Ahora me causa risa, pero a veces se siente duro.


2) El Metro
Hace poco iba en el metro desde la estacion poblado hasta madera a mis clases de Pasta & Pizza. Es un recorrido muy largo, de lado a lado de la ciudad. Suelo viajar parado porque pocas veces hay sillas y no soy muy fan de las sillas del metro (me pierdo el paisaje). Ese dia el vagon estaba especialmente vacio por lo que me sente comodamente y medio subi una pierna y quede mirando el paisaje y sentado hacia adelante (en el metro uno se sienta mirando hacia adentro). La felicidad me duro 2 estaciones porque apenas nos acercabamos al centro, el vagon se lleno. En esas, en la estacion Alpujarra se monto un señor. Yo diria que tendria unos 65 años, mas o menos.

El tipo venia de bigote, gafas, gorrita de esas como de chofer de taxi parisino (que se abren por la visera) y llevava el periodico. Se nota que debia salir de alguna vuelta. Yo, inocentemente, en un acto de barbarica civilidad le ofreci mi asiento; acto seguido el hombre, indignado con mi propuesta, procedio a regañarme, insultarme y mostrarme que el no era ningun viejo para que un guevon como yo le estuviera cediendo el puesto.

Algunos universitarios cercanos nos mirabamos con cara de asombro, una señora se rio, los demas iban en modo New York entonces no se dieron cuenta. Deje la silla vacia y el tipo no se sento. Me fui para la partede atras del vagon. Una señora se sento a los pocos segundos.

3) Cierta señora que conozco.
Señora mas alla de sus 40. Varias cirujias y una obsesion tremenda por la belleza. Se viste como una de 20. Nadie le niega lo barbie, que tiene un cuerpazo y que se mantiene radiante. Pero definitivamente no se ve bien a los 40 y pico andar con escotes que horrorizan incluso a niñas de mi generacion que estan bien dotadas (sea por dios o por algun cirujano).

Esta mujer que trabaja con moda se viste mas "cool" que nadie, tiene el celular mas "play", rumbea en el lleras y hace 2 de tandas de gimnasio al dia. Tiene una moto. Tiene varias operaciones.

Cuando yo tenga 40, quiero parecer de 40. Es lo unico que se.


Conclusiones: Ninguna. al menos ninguna contundente. Solo me queda por decir: No podemos parar el tiempo, asi que disfrutemos el que tenemos. Mañana siempre seremos un dia mas viejos que hoy, y eso no sale con cirujia. Recordemos el pasado con alegria, sea porque inventamos el "Guey". Y no nos emputemos si alguien ya nos ve cara de viejos y nos cede el puesto en el metro. Porque asi te operes, insultes o añores, el tiempo pasa.

Me acuerda de una frase de mafalda: ¿Al fin uno lleva una vida por delante, o la vida se lo lleva por delante a uno?

5 comentarios:

medea dijo...

Siempre he pensado que las arrugas son como las medallas que uno va ganando en la vida. Porque además reflejan el tipo de vida que uno llevó. Quiéralo uno o no, si uno se pasó sonriendo, en la vejez la cara lo seguirá haciendo aunque uno no esté haciendo muecas, igual con los ceños fruncidos y las muecas de mal humor: el pellejo se acuerda.

Yo no sé de edades, es un tema que de pronto me dejó de importar. Nunca pregunto, y no le encuentro sentido a que me pregunten. Para mi, uno debería tener la edad que parezca, y punto.

Eduardo dijo...

Ey daniels completamente cierto... lo hemos oído tantas veces que ya suena a cantaleta, "viva el día a día", es sólo que a veces nos olvidamos que era lo que queríamos y simplemente nos dejamos llevar por la inercia

La Encargada dijo...

Tus post siempre tan excelentes y tan ciertos..

Yo soy feliz con mis 22 y a veces aparentar menos.. pero no creas, no siempre es rico que te pongan menos, especialmente cuando vas a alguna discoteca. El caso es que ya estoy llegando a los 23 y ya casito de acerca el cuarto de siglo y ahí es cuando uno dice, mierda... el tiempo pasa volando.

Yo, cuando tenía por ahí 15 años decía que mi primer hijo lo iba a tener a los 21 y mira... con 22 y no quiero un solo hijo!!! Per aun asi, el tiempo pasa y siempre da durito ver cómo a uno le toca de llenarse de responsabilidades con uno mismo.. EN ESO ESTÁ EL PLACER DE CRECER. (mierda me extendí mucho..)

UN BESOTE

Teban dijo...

La verdad a mi me paso todo lo contrario, Pues como vos ya tengo 22 y estoy terminando la U. Pero un d�a en casa de una de mis t�as, mi primo de 10 a�os, me pregunta �que quiero ser cuando grande? En su momento me causo mucha gracia, pues para mis primos a los que aventajo por m�s de 10 a�os, aun soy un ni�o; pero no solo eso, me puse a pensar y en realidad para todos mis compa�eros de la U, soy pr�cticamente la mascota. En ultimas la edad no se me viene encima aun, en realidad, es com�n que me pidan la cedula cuando salgo. Pero es cierto, cada d�a trae su carga y su raz�n para ser recordado.

***Fata Morgana*** dijo...

Uno es tan viejo como se siente... conozco viejitos de 20 años y niños de 60. Todo depende de como se vea la vida. Muy buen escrito corazón, te felicito. :)Me gusta como ves la cotidianidad.