sábado, 27 de diciembre de 2008

Ramero

La Real Academia Española define Ramera:

ramera.

(De ramo).

1. f. Mujer cuyo oficio es la relación carnal con hombres.


En cuanto a Ramero, hace referencia a un halcón. Sin embargo, estoy pensando en hacerles una peticion para añadir un colombianismo al diccionario, que sea sobre los Rameros

ramero.

(De productos Ramo).

1. f. Persona con especial preferencia por los productos de la marca colombiana Ramo.



Es que en un pais donde se ha perdido todo lo colombiano, que se han vendido las compañias insignia del pais, que las cadenas de mercados son francesas y venden vinos argentinos, manzanas gringas, tomates enlatados italianos, aceite de oliva español, en ese extenso desierto de colombianidad que son los pasillos de los mercados (hasta bavaria es sudafricana), siempre me refresca el oasis que son los productos Ramo.

Es que desde que tengo memoria, existe el mismo chocorramo, los mismos tostacos, los mismos maicitos, la misma gala. Es tan colombiano el asunto, que pocos extranjeros que lean este blog se haran siquiera idea de que les hablo. Los productos ramo son Snacks colombianos que tienen un sabor excepcional, y cuya presentacion parece haber sido congelada en el tiempo, lo que los hace mas adorables (como el almanaque Bristol).

Hacen parte integral de la dieta de los universitarios y colegiales del pais, estan presentes en los paseos, y tienda de barrio donde no vendan chocorramo, no merece llamarse tienda. Sus personajes insignia, como Don Maicito y Don Tostaco son boyacences (de Boyacá, Colombia) con sombrero, ruana y bigote:


No se que fibra de orgullo montañero patrio toca la imagen de Don Tostaco, o si me identifico con el "Estamos Fritos" que piensa el humilde icono del consumo, pero verlo entre tanto producto Fat free, light, organic, y la payasada de snobismos que se consumen en este pais, pero cuando me como mis tostacos soy muy feliz. Es que ademas son deliciosos, y los colombianos apenas empezamos a darnos cuenta del valor iconico de la solitaria marca que lleva 59 años alimentando con sus delicias a colombianitos de todas las edades.

Es por eso que me declaro ramero, y no soy el unico. Hace tiempo soy parte del Grupo de Facebook de Nada como los Productos Ramo, y he adelantado extensos debates entre gentes altamente calificadas acerca de la mejor forma de comerse el chocorramo: ¿es mejor empezar o terminar con las esquinas?, pregunta que cualquiera que entienda de que hablo se ha formulado a si mismo sentado en alguna tienda. Tengo una amiga artista que hizo una serie de grabados con Don Maicito y Don Tostaco (quede de comprar unos, y ella desaparecio; Ardilla, si me lees escríbeme) y me siento orgulloso de que todavia existan a pesar de que existe Frito Lay y su imperio, a pesar de su vieja imagen y a pesar de lo snob que son tantos colombianos, todavia se coma ponque ramo. Amigos que viven en otros paises hacen labbores hasta ridiculas para conseguir alguna delicatessen de la marca.

En 2007 se le dio el reconocimiento al Empresario del Año al gerente de esta marca por la facultad de administracion de la Universidad del Rosario, y ha tenido cada vez mayor figuracion como marca y patrimonio colombiano, con mucho sabor y sentido social.

Asi pues, con este antojo tan tremendo de Tostacos que tengo, le queria rendir un pequeño homenaje a esta colombianada tan sabrosa.

3 comentarios:

AlexPhi dijo...

Siempre me ha parecido curioso que por ese arraigo de la marca entre la mayoría de Colombianos, a veces escucho "un Chocorramo de Bimbo"... ya la palabra no identifica el producto como tal sino cualquier ponqué cubierto de chocolate, así sea de otra marca.

Matt dijo...

Dani, donde dejaste las limoncitas y las colaciones ???

Parce cuando vaya a medellin nos cmemos un chocorramo con manzana donde don darío, en la Senda Internacional, yo invito.

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Por broma algunos empleados de Productos Ramo (y sus empresas relacionadas) se llaman a ellos mismos "rameros" y "rameras", esbozando una sonrisa maliciosa cuando se usa esta última

Los productos de RAMO son lo máximo, aunque su fundador RAfael MOlano como patron parece que no es (¿era?) de lo mejorcito