martes, 24 de abril de 2007

Iguazos

Detesto esa palabra. Igual muchas cosas que van tras ella, como el par de humoristas que la crearon (?) o al menos la popularizaron. Sin embargo es el unico termino con la magnitudsuficiente para describir a los conductores de Medellín.

Soy caminante. El momento mas feliz de mi dia es esos minutos (a veces doy vueltas para que seanque me demoro bajando de mi casa hasta mi bar (proyecto de bar). Es una caminadita de 15 minutos por la calle 10 de Medellín desde las transversales hasta el Parque Lleras.

Desde hace tiempo me doy el gusto de caminar. Me encanta caminar mirando cuanta pendejada encuentro, tomándole fotos a los stencil que veo, pasando al lado de los carros, pensando en cuanto me gusta no estar montado en el mio aguantándome tacos, motociclistas imprudentes, agentes de transito corruptos y el infarto vial generalizado que vive la ciudad. Ensimismado, armado con mi iPod y cargando mi mochila, me dirijo a mi trabajo.

Mi dicha se ve constantemente interrumpida por los iguazos. Y aqui esta lo asombroso. No son los iguazos de La Tele, sino iguazos en Toyotas Prado, iguazos vestidos de Armani, iguazos dueños de empresas y banqueros, funcionarios públicos, universitarios, amas de casa desesperadas, señoras de sociedad. Se trata de los conductores de Medellin. Específicamente los de los carros mas caros, mas bonitos, con los vidrios mas cerrados y el aire acondicionado mas poderoso.

Estas personas que difícilmente sabran que es caminar y viven en un hermetismo espantoso. De la casa en carro con equipo de sonido y aire al trabajo, vidrios polarizados. Trabajan en un piso 18, con aire acondicionado y muchos celadores cuidándolos. O quiza son señoras dediparadas (me encanta esa palabra) que van tarde a hacer obras de caridad o a un coctel. O postadolescentes postmodernos que van tarde a recoger a su novia modelo al gimnasio. O un traqueto. O un tipo que se acaba de robar un carro.

Independiente de quien sea, lo que me importa es una ausencia en nuestra cultura ciudadana. Hay ausencia de peaton. Plena zona rosa. Semaforos. Gente de plata, gente "bien"... es imposible.

Vas caminando, un tipo se monta al carro y reversa sin siquiera mirar si hay alguien en la acera. Vas a pasar, y a pesar de que hay un taco a 3 metros, no te dejan pasar la calle. Llueve y no te dejan pasar (cuidado se mojan, iguazos! yo voy a pie!!). Se pegan del pito como si fueran a lograr algo. No recuerdo la fuente, pero decia algo como Definición de Optimista: alguien que cree que con el pito va a solucionar el taco.

Y la lista de bestialidades continuaría de manera infinita. Te tiran el carro en una calle vacia, parquean en la acera, tiran agua al pasar a mil, aceleran cuando saben que ya no llegan al semaforo, pitan en vez de frenar...

Me da tristeza porque el concepto de calidad de vida de los colombianos va muy asociado a "tener carro". Para mi, calidad de vida es caminar al trabajo. Sin embargo todos los que manejan, en este caos vial que estamos viviendo, estan acabando con mi calidad de vida. Una muestra vibrante de egoismo y falta de cultura. Y pura gente bien. ¿Gente bien? Iguazos.

1 comentario:

febuiles dijo...

"Para mi, calidad de vida es caminar al trabajo."

Sos un puto dios.