martes, 2 de septiembre de 2008

Licencia Para Matar

El trafico es un verdadero problema de salud publica. Las horas perdidas tras un volante, el sedentrismo asociado, el smog respirado, stress, malgenio, ese atarban de taxista parando en cualquier parta, ese busero, porque decir busero hijueputa es redundante segun un amigo, las motos atravezadas, los ladrones, los vendedores.

Igual no culpo a nadie: el mundo esta asi. Metase a un taco de autopista gringa dfe 5 carriles y es el mismo aire como de claustrofobia urbana acrecentada por el ritmo de vida, el celular, tomar un cafe, desayunar camino a la oficina y estar pegado de un siderick para chatear y el blackberry para el email. Igual en India las motos salen desde angulos aleatorios sin seguir patrones o normas algunas. Igual en europa los choques de invierno cada vez rompen records mas increibles de numero de carros involucrados, y suecos, holandeses y noruegos se matan en sus volvos, asi tan monos ellos. Y en china no caben los carros de lujo gringos y las motos baratas chinas, en buen os aires sus calientes taxis infartan las gigantescas avenidas.

Sin embargo, en colombia pasa algo unico, no comparabla con nada en el mundo. A pesar de que el pais cuenta con regkamentacion acerca del modo adecuado de circulacion, los carros vienen equipados con un pequeño dispositivo que extrae al carro del espacio-tiempo y lo eleva por encima de las estupidas normas, incluso lo aisla del sentido comun, y practicamente entrega licencia para hacer lo que se quiera a bordo del vehiculo. Se trata de las increibles luces de parqueo.

Situadas a veces sobre el volante, otras veces en medio de los paneles, a un lado o cerca a la palanca, suele ser un boton (ñlas formas varian) de rojo intenso, con un trinagulo dibujado en doble linea generalmente de color blanco. Accionar este boton en otros paises se usa para advertir de la presencia de un carro orillado, o de una detencion breve. Sin embargo es en colombia el unico sitio donde encuentran su verdadero poder.

Jueves, 6:30 de la noche, Calle 10 de medellin, no cabe un carro mas, y cierta niña se le olvido dejar esto donde un sastre, entonces presiona el boton Magico y se baja del carro. El carro esta exento de toda norma de trafico. No importa que este taponando una via importantisima a una hora pico, donde ademas es prohibido parquear, esta sobre una cebra, y al otro lado hay una obra por lo que queda solo un carril. Se infarta el trafico del poblado, pero las luces le confieren inmunidad diplomatica al vehiculo, y los guardas de transito son como alejados por el poder de las luces de parqueo.

Avenida del rio, 2 de la mañana, uno acaba de llevar una amiguita a la casa (la niña vive en la mierda, tipico) y depronto un renault 9 con 8 borrafchos se pasa el puente de la 33. Pero no importa, ponen luces de parqueo, y reversan en plena avenida rapida, sin importar que todos los carros, incluido el mio, van mas rapido que 80 o 100 km/h. Tampoco importa que haya camiones, que vengan motos, que se hayan pasado 300 metros o que esten borrachos. Todos estan protegidos por el poder de la luz.

Parquear en cualquier lado, hacer contravia, parquear en prohibido, obstaculizar hidrantes, hcer mal uso de las bahias, fumar, tomarse una cerveza, meterse a donde no deben entrar carros, todo es posible con esta luz de inmunidad. Tremenda cultura de ciudad tenemos en colombia. Y a la gente, es en serio, le sale el pase en un paquete de chitos. ¿Cuantos se van a tener que matar para que aprendamos a manejar?

2 comentarios:

Patton dijo...

La peor parte viene cuando se encuentra uno con gente que honestamente cree que las luces de parqueo les dan esa omnipotencia.

Es que la ignorancia es atrevida.

Arias dijo...

no habia leido ese post tuyo (es de mi epoca preblogger... pero muy parecido lo que decis, increible, jaja

al menos no soy el unico que lo piensa, yo como peaton, vos como ciclista, y en dos ciudades distintas