jueves, 4 de junio de 2009

Medallo Caliente

Hoy vi las noticias con mi mama. Comodamente en su cama, ambos vimos que un niño de 16 y uno de 11 mataron a una abogada embarazada. Despues vimos como mataron a otro señor y su hija y los quemaron en el carro. Bandas emergentes dicen. Ajustes de cuentas.

Y es que algo esta pasando y yo siento que no nos estan diciendo la verdad, o nos ocultan algo, pero la atmosfera en las noches de medellin se pone cada vez como mas pesada.

Aclaro al lector que yo soy una criatura nocturna. Es algo innato. Por eso siempre estoy en la calle, alla afuera. Me gusta caminar por la calle, ver a la gente, entrar a las tiendas y sentarme en los parques. Montarle conversa al taxista o al jubilado en la fila del banco.

Yo voy es al parque del poblado. A mi me encanta, no puedo evitarlo. Tiene un aire distinto. Es un termometro de medellin, un punto neuralgico, un cruce de caminos. Por el pasan obreros, ejecutivos, oficinistas, chefs, enanos, putas y asesinos, hombro con hombro, piel contra piel, compartiendo el smog de los carros de la agitada avenida del poblado, que son buses que van llenos de empleadas y estudiantes que van al centro o al poblado, loteros, musicos improvisando y todos esos magicos personajes que pueblan las calles por las noches, o puede ser una BMW X5 polarizada que va a quien sabe que torre. Todos pasan por el parque.

El parque, por su conveniente ubicacion, por la cerveza barata y por alguna extraña conjura arcana, o porque como segun me teoria en ese poste nacio medellin! es no solo sitio de paso sino residencia de rumba de mucha gente. Ahi voy yo a encontrarme y ser encontrado por los de mi especie, como todos los demas: en busca de una noche de sexo, de rumba, de drogas, de conversacion, de besos, todo se ve en el parque.

Pero el termometro lo percibo caliente. El parque, los policias, perros, antiexplosivos, gaula, fusiles, militares, sirenas, bomberos, gafas oscuras, camionetas oscuras, ¿Que demonios pasa aqui?

Y mi termometro es la zona rosa, es mi zona de influencia: es donde trabajo, vivo, conozco, me muevo, quiero y me importa. Sin embargo no es sino salir a la esquina y ver la ciudad hirviendo de sirenas. Y las noticias, como las de hoy, no mejoran.

¿Es que pasa algo muy horrible en medellin, o es que ya tenemos que vivir en el miedo? ¿por que hay tantas patrullas? ¿Por que paran todos los carros? ¿Por que hay perros antidroga en el parque lleras? ¿no estarian mejor en los aeropuertos?

No entiendo como en un pais donde se pierden las pruebas contra Rito Alejo del Rio, donde genocidas pagan 6 años de carcel, donde se roban millones de la plata del pueblo, tengan que acosarnos asi. Ahora no se puede caminar tranquilo, depronto el policia, tan culto, te va a detener porque vas de chaqueta de cuero, o tienes gafas o un tatuaje.

En una ciudad donde habiamos ganado tanto en tolerancia y respeto, siento que las autoridades cada vez nos acosan mas a los ciudadanos, cada vez se restringen mas las cosas, y nadie explica nada.

En estos dias, en el parque, un lotero me conto que los habian sacado del parque de itagui, los paracos. Y estos policias deteniendo un amigo mio por llevar 2 baretos. En el mismo parque por donde pasara en un rato algun politico alcoholico con sangre en las manos: un respetable señor. Pero a un musico que lleva años comiendo mierda y se quiere fumar un porro le tiran los perros policias.

Entonces o pasa algo terrible en medellin y necesitamos eso, y que alguien nos diga que es lo que pasa, o nos dejan de acosar, porque esto parece una dictadura. Detesto las sirenas, detesto esos radios que anuncian robos y balas a todo taco, detesto que haya un señor con chaleco de antiexplosivos a mi lado. Si la cosa es grave, que lo cuenten, o si no, que dejen de joder tanto. ¿No sera que necesitamos mas musicos y menos policias?

1 comentario:

Juan Pablo dijo...

Muy bueno papá, que buen artículo, poco a poco "Angosta" se disuelve entre viejas dictaduras e intolerancias modernas.