domingo, 12 de octubre de 2008

Melómano

Quisiera explicarles. Quisiera hacerles entender cual es la parte de mi espina dorsal que vibra con los bajos. Quisiera mostrarles como sale por cada poro un beat. Quisiera pedirles disculpas si mi pie, involuntariamente, se mueve a ritmo de salsa en medio del almuerzo. Quisiera poder recordar lo que acaban de decir, cuando en medio de la conversacion, me pierdo en un los compases de una radio pasajera. No puedo hacer nada. Soy Melomano.


Primeros violines, segundos, violas, chelos y tras ellos los contrabajos. Esa es la primera linea de una sinfonica, a menos que sea un concierto para "algo", en el cual el "algo" va en el centro. Eso me lo hizo aprender mi hermana de memoria (no la blogger sino otra que ojala escribiera) cuando tenia 8 años, con una imagen muy similar a la de arriba que aparecia en una enciclopedia de musica clasica que alguna vez salia en los domingos de algun periodico. Acto seguido, Carmina Burana en el teatro metropolitano. Me encanta ir a ese teatro... ahora. En esa epoca me dormi, a pesar de sus amenazas de destriparme en caso de dormirme (o de en caso de ir a una sinfonia, ser el imbecil que aplaude entre movimientos; peor aun: ser el inculto que no se para en el aleluya de El Mesias)

De ahi, al fin del mundo. No paro de oir musica. No he parado desde que me conozco. Y es extraño. Años despues, mis hermanas, las que me dieron mis primeras cintas, terminaron poco interesadas en la musica, nunca entendi por que. De Claus, la de Atarraya, dos canciones: Sevilla de Bosé y Lo Que El Viento Nunca Se Llevo de Fito. De Isa, la mayor, Oh Fortuna de Orf, con la que abre Carmina Burana, y Englishman in New York, de Sting, la que me hizo aprender a la fuerza (textualmente) y hoy la encuentro un deleite. De mi papa tengo una que me arranca lagrimas con dos compases "no me toquen ese vals" de Julio Jaramillo. De cada persona que conozco y quiero, tengo cancion.

Es que ser melomano es de verdad amar la musica, y yo si que la amo. El dia que me case pondre "la mujer que yo quiero" de Serrat, y en mi funeral va a sonar "My Way" de Sinatra (de anka en realidad, mas de un viejo se sorprende que este culicagado sepa quien es Paul Anka). Casi diria que pinto mis dias con musica. Se puede escribir mi biografia con solo saber lo que oia en ese momento.

Y es que por mas que quiero, y les juro que quiero, no se en que parte del cuerpo esta lo que quiero explicar. No se como mostrarles que con solo oirlos, en mi cabeza, puedo ver a quien canta en claridad superior a la de un DVD. No se como me gane un LP autografiado por Carl Cox y tengo foto abrazado con el tipo No se como explicarles que oigo hasta el triangulo que suena 2 veces en la cancion. No se como llame a La W y me gane un viaje a Buenos Aires a ver a Robbie Williams (con una pregunta que me parecio muy sencilla y al parecer no lo era). No se explicar de donde saque esa cancion: de por ahi. No se como pude durar 2 años buscando una cancion que vi en TV. No se por que mi sueño es ir al Lee's Palace de Toronto a oir a Broken Social Scene, pues ya no pude ver a Herbert Von Karjan dirigir a la filarmonica de Berlin (el tipo murio pero su imagen es epica). No se por que he ido a tantos Raves como conciertos de Vivaldi, no se por que se tanto de salsa como de metal.



Y la gente se sorprende. Los rockeros expertos que me recomiendan cosas se horrorizan ante mis constantes episodios de Vicente Fernandez, Diomedes Diaz o Calle 13. Mis amigos metaleros se horrorizan ante mi amor por Serrat, y los que saben de jazz hacen gestos obtusos al ver mi coleccion de Rap. Y no puedo explicarles por que en el mismo CD puedo tener a Beethoven y a Daddy Yankee. Algunos rastas y fans de Silvio me creen Facho, mientras que algunos niños estrato 14 piensan que soy medio hippie porque oigo reggae.

No se cuando me enamore de Sinatra, de Sabina, de U2, de Lavoe, de Kraftwerk, de Rachmaninov, de Los Tigres del Norte, de Octavio Mesa, de El Gran Combo de Puerto Rico, de Shout Out Louds, de Portishead, de Tania Vulcano, de Los Panchos, de Perales, de Iron Maiden, de Metallica, de Nat King Cole, de Birelli & Luc, de Giorgio Conte, de Helmut Lotti, de Stephane Pompougnac, de Cansei de Ser Sexy y otra infinidad de seres magicos mas.

Y me encanta. A veces, cuando mis amigos se dignan a visitarme (jaja mentiras) nos podemos sentar una noche entera a oir musica. O en noches largas como esta, no falta quien me escriba al MSN a pedirme una cancion. Se vuelve como un lenguaje. Tengo un tio mas o menos asi, con quien de vez en cuando amanezco oyendo musica o viendo conciertos. El me ha pasado folk ruso (tio politico aleman, larga historia) y yo lo tengo oyendo tango electronico. No hablamos mucho, ¡pero oimos una musica!

Asi que, no puedo explicarles. Es inutil. Ojala pudieramos compartir nuestros gozos por internet. Aqui te mando mi satisfaccion musical, me puedes enviar por favor tu aumento de autoestima por la dieta? en word, porfa. Asi que todos los que lean esto tendran los suyo, y debe ser una nota. El amor por las estampillas, el atletismo, el boxeo, la oracion, la peluqueria.

Asi que en espiritu colaborativo vine aqui, al ciberespacio, a intentar compartir que era ser melomano, pero no pude. Es que me puse a oir musica, y me distraje.

como no se distrae uno con esta señora cantante?





PD:
puede usted ver casi que todo lo que oigo aqui. En realidad eso es solo el portatil; el carro, el ipod, el celular y el radio ocasional no vienen incluidos en los servicios de last.fm. Si asi fuere, no cabria la musica.

4 comentarios:

Claus dijo...

Primero que todo: GRACIAS. Gracias por la cátedra (y no lo digo porque sea como cantaletosa, sino porque de verdad que aprendo leyéndote), gracias por la hermosa canción de Fiona Apple y claro, gracias por mostrarme con algo tan simple lo que es la música para ti. Y no lo digo por el post, que en lo absoluto se puede definir como simple, lo digo por las dos canciones que mencionas te acuerdan de mi, casi no puedo creerlo, como tú lo indicas, la música pasó a un segundo plano en mi vida y sin embargo tú recuerdas dos canciones que me llegan tanto y que hace años de los años no escuchamos juntos.
Por favor no dejes de pasarme todos los hermosos socnidos que encuentras en tus búsquedas de melómano, tal vez en algún momento logre captar un poco de tu sentimiento.

Monchis dijo...

A mi también me encanta la música en todos sus géneros y variantes.

Saludos,

Velvet dijo...

Muy buen post, aumque a mí que creo que me gusta también la "música" así a secas, no creo poder aceptar nunca algo de reguetón.

Por cierto, escribes que te gusta CSS. En ese post que los recomendé comentaste. "bajando el CD. Ojala no me falles con la recomendacion."

Me alegra ver que te quedó gustando!!!

Anónimo dijo...

Dani, que buen post, creo que si algo he aprendido con vos es a poder disfrutar de una noche frente al computador y a apreciar musica que antes no oia.

Un abrazo

Matt